ESP   CAT

Ritual Spa luminosidad

La exposición solar, la deshidratación, seguir alguna dieta restrictiva, el tabaco y el alcohol… Son algunos de los factores que pueden provocar que nuestra piel se vea apagada y pierda su luminosidad. Hoy te traemos un ritual Spa que puedes realizar en casa para recuperar la luz de tu rostro y además darte un capricho.

Para empezar crea un poco de ambiente. Enciende unas velas, pon incienso o utiliza un humidificador con un aroma relajante. Se trata de que dediques un rato para mimarte y cuidarte en un espacio en el que te sientas cómoda y relajada.

Comienza limpiando tu rostro con un producto oleoso como esta leche para ojos y rostro de Apivita.

 

 

Aplica el producto en tus manos, caliéntalo un poco, y masajéalo por tu rostro en movimientos circulares. Luego, retíralo con un algodón o enjuagándote con agua. Lo que más te apetezca. Este paso es el primero del sistema coreano llamado doble limpieza. Con el producto oleoso retiraremos los residuos afines a este medio (como el maquillaje, los residuos de cosméticos y el exceso de grasa). Seguiremos con un producto jabonoso que eliminará las células muertas y la contaminación. Humedece tu rostro y aplica el producto también en movimientos circulares. Nos encanta esta espuma de Apivita porque no irrita los ojos y limpia en profundidad.

 

Llega el turno del exfoliante. Te recomendamos este de Apivita ya que está formulado con ingredientes antioxidantes que nos ayudarán a conseguir la luminosidad que buscamos. Aplica nuevamente en movimientos circulares sobre la piel humedecida. Insiste en las zonas donde tengas los poros más dilatados o puntos negros (en la barbilla, nariz, mejillas…). Puedes poner tus dedos índice y medio en forma de tijera y hacer movimientos laterales con las dos manos. Termina la exfoliación limpiando muy bien tu rostro para que no quede ningún residuo.

 

A continuación seca tu rostro con una toalla suave a pequeños toques. Es muy importante que no frotes tu piel para evitar la flacidez y el enrojecimiento. Ahora es el momento de realizar un masaje facial con un poco de aceite.

 

Este de Caudalie es perfecto ya que lo pueden utilizar hasta las pieles grasas y tiene un efecto Detox, que preparará tu piel para el próximo paso. Aplica unas 6 gotas del producto en tus manos y caliéntalo frotándolas. A continuación aplícalo en tu rostro siguiendo estos movimientos.

Espera unos 15 minutos a que el producto penetre. Pasado este tiempo, si notas mucho residuo en tu piel, puedes pasar un tisú para eliminar el exceso.

Por último, y sin retirar del todo el aceite, aplica esta mascarilla anti-manchas de Nuxe. Viene con la forma de la cara así que solo tienes que ajustarla al contorno del rostro y dejarla actuar unos 10 minutos. Cuando la retires, masajea el exceso de producto para que penetre bien en tu piel.

 

Cuando termines notarás tu piel mucho más suave e hidratada. Realiza este tratamiento 1 o 2 veces a la semana para conseguir una piel jugosa y llena de vida.

                                                              

* Si quieres un plus para tu tratamiento puedes aplicar una mascarilla de limpieza antes del aceite. Aplícala por todo el rostro con una brocha plana y deja actuar unos 10 minutos. Es muy importante que enjuagues muy bien tu rostro para seguir con el siguiente paso, ya que este tipo de producto es un poco más complicado de retirar. Nos gustan mucho estas dos de Caudalie, ya que puedes usar la que más te convenga según tu tipo de piel.