ESP   CAT

Insomnio y cómo combatirlo

Muchas veces no somos conscientes de lo importante que es un sueño reparador y de calidad para nuestra salud. En España, aproximadamente un 10% de la población padece insomnio crónico y más del 50% ha padecido algún problema del sueño durante su vida.

Pero, ¿qué es exactamente el insomnio?

Se denomina insomnio al deterioro de la calidad del sueño nocturno. Esto afecta a las horas diurnas siguientes causando somnolencia, irritabilidad, dificultad de concentración, ansiedad…

Dentro de esta definición englobamos tanto la dificultad para conciliar el sueño cómo para mantenerlo. También incluye la incapacidad de mantener un sueño reparador y que dure las horas suficientes para despertarnos descansados y con la energía recargada por las mañanas.

¿Qué causa el insomnio?

Hay muchos factores que influyen en el insomnio. Algunas enfermedades pueden causar-lo, así cómo periodos de estrés, ansiedad, problemas personales y emocionales. Otros factores van ligados con nuestros hábitos y estilo de vida, a estos se los denomina mala higiene del sueño.

Consejos para una buena higiene del sueño

  • Evita las cenas abundantes, ricas en carne y grasas. También debes evitar las bebidas azucaradas, las gaseosas y las alcohólicas durante la noche.
  • Si eres fumador, evita el tabaco durante la noche.
  • Es aconsejable practicar ejercicio físico de forma regular, pero mejor evítalo a partir de las 20:00h.
  • No realices actividades que te cansen ya sea intelectual o emocionalmente, como por ejemplo trabajar con el ordenador, estudiar, etc.
  • Evita las luces de las pantallas (teléfono móvil, televisión, ordenador…) al menos durante la hora antes de acostarte.
  • Procura que tu dormitorio sea oscuro y silencioso, y que esté a una temperatura adecuada.
  • Date un baño relajante con agua templada antes de acostarte.
  • Respeta tus horarios de sueño. Intenta levantarte y acostarte siempre a la misma hora, incluso durante los fines de semana.

Si pese a seguir estos consejos no consigues dormir de una forma adecuada, puedes probar con complementos naturales que te ayuden a mejorar tu calidad del sueño. A continuación te proponemos 3 productos para diferentes tipos de insomnio:

Ésta es una miel terapéutica elaborada con aceites esenciales conocidos por sus virtudes relajantes y calmantes. Ayuda a conciliar el sueño y a disfrutar de un descanso reparador. Contiene aceite esencial de Manzanilla Romana, Lavanda, Mandarina y Lemongrass. Puedes mezclarla con leche caliente o con una infusión.

Estos comprimidos de Melatonina ayudan a regular el ciclo sueño-vigilia. Es un producto especialmente recomendado para aquellas personas a las que les cuesta conciliar el sueño sin que haya ningún motivo aparente.

  • Sedivitax de Abocca: Este producto fitoterapéutico es una sinergia de extractos de Valeriana, Bálsamo de Limón, Amapola de California y Passiflora. Esta combinación, además de su acción relajante, tiene propiedades hipnóticas que inducen el sueño. Es ideal para aquellas personas en periodos de estrés y ansiedad, y aquellas que se despiertan repetidas veces durante la noche.

¿Cuándo hay que acudir al médico?

Pese a que existen multitud de productos naturales para combatir los casos menos graves de insomnio es importante que sepamos detectar cuándo es necesario acudir al especialista.

Por lo tanto, deberemos acudir al médico cuando la dificultad para dormir aparezca varios días a la semana y dure a lo largo del tiempo. También deberemos acudir al especialista cuando el insomnio nos impida realizar correctamente nuestras actividades del día a día o cuando suponga un riesgo para nosotros mismos y los demás (por ejemplo si damos cabezadas o se nos cierran los ojos mientras conducimos). Otro motivo por el que deberíamos consultar al médico, es cuando este insomnio aparece durante la toma de un medicamento o en el transcurso de alguna enfermedad.